Poesía Completa (1993 – 2018), de Karmelo C. Iribarren: los hechos y las palabras

De Raymond Chandler a Ángel González no hay una distancia tan grande como pudiera parecer. Si acaso una parada en casa de Joaquín Gurruchaga. Un viaje paciente en el que conduce Karmelo C. Iribarren. Un viaje de veintipico años, que cruza de un siglo a otro, que se pasa rápido, demasiado, pero que perdura. Entre tantos tipos de viajes, seguramente esos sean los mejores.

El paisaje es conocido para quien conozca a Iribarren, pero siempre cambiante, como lo son los lugares de paso. El final de la barra del bar, con su familia de desconocidos, la ventana del domingo por la tarde, la playa a deshoras, calles que desembocan en una travesía del pasado. Dicho esto, qué más decir sobre la poesía de Karmelo C. Iribarren. ¿Está ya todo contado? Posiblemente. Todo el papel periodístico escrito sobre él y sus libros redunda —sin que esto sea delito o fallo alguno— en la barra del bar, el día a día, las calles, vamos, lo mismo que nosotros hemos dicho. Lo mismo que expresa Pedro Simón en el prólogo a su Poesía Completa (1993 – 2018), escrito con más acierto que el nuestro.

Pero hay algo llamativo que está sucediendo con Iribarren desde hace un tiempo, y no es que se esté colando en las listas de más vendidos, aunque lo sea. Resulta que hay un chaval de 18 años, aún en el instituto, que se sabe poemas suyos de memoria. Resulta que hay otro, en su primer año de universidad, que ha leído todas las mañanas en el metro alguno de sus poemas. Y una camarera de 20 años que acaba el turno y le basta con leer un verso suyo antes de dormirse. Entre ellos no se lo explican, ni lo intentan. Pero el muy cabrón se ha hecho un hueco entre los jóvenes. Y en eso hay algo más que una esperanza, hay poesía. Porque al final, todo el mundo lo sabe, importan más los hechos que las palabras.

La Poesía Completa (1995-2018) de Karmelo C. Iribarren (Visor, 2019) reúne los poemarios: La condición humana (1995), Serie B (1998), Desde el fondo de la barra (1999), La frontera y otros poemas (2005), Ola de frío (2007), Atravesando la noche (2009), Otra ciudad, otra vida (2011), Las luces interiores (2013), La piel de la vida (2013), Haciendo planes (2016) y Mientras me alejo (2017). Es un volumen indispensable.